Blog

Equipo de protección personal para trabajo en alturas

El equipo de protección personal consta de una serie de elementos de seguridad que cualquier trabajador debe utilizar al realizar sus labores para prevenir los accidentes de construcción.

Este equipo de protección personal (conocido en el mundo laboral como EPP) es distinto de acuerdo a la labor específica que el trabajador deba desempeñar en la obra. Entre más complejo y riesgoso sea la labor, contar con el EPP indicado se vuelve más importante, así como tener los conocimientos precisos sobre cómo utilizar las distintas herramientas de seguridad.

Entre los oficios más peligrosos dentro de la construcción son aquellos que deben realizarse en alturas, como tareas de reparación, mantenimiento, limpieza, edificación o restauración que deben realizarse en:

  • Andamios
  • Escaleras
  • Techos
  • Cubiertas
  • Postes
  • Plataformas
  • Maquinaria pesada
  • Excavaciones
  • Pozos
  • Azoteas
  • Desniveles

De manera general, los equipos de protección individual para trabajos en alturas tienen cinco funciones principales de acuerdo con información publicada por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (The National Institute for Occupational Safety and Health, NIOSH):

  1. Prevenir lesiones en el lugar de trabajo (principalmente relacionadas con sufrir resbalones y caídas, ser golpeados por objetos o ser víctimas de electrocuciones).
  2. Proteger a los trabajadores de exposiciones a sustancias químicas que resulten tóxicas.
  3. Prevenir la propagación de gérmenes entre compañeros y de enfermedades infecciosas.
  4. Colaborar para que las empresas, empleadores y obras de construcción cumplan con todas las reglamentaciones en torno a los equipos de protección individual para trabajos en alturas.
  5. Contribuir para aumentar la productividad y eficiencia de los trabajadores al realizar sus labores.

5 elementos principales del equipo de protección de caídas

Los elementos que integran el equipo de protección de caídas para trabajadores que laboran en altura está integrado por sistemas preventivos de accidentes que protejan manos, pies, ojos, oídos y que garanticen la seguridad del cuerpo en situaciones de riesgo, como cuando resbala, pierde el balance o falla la superficie en la que se encuentra apoyado.

1. Arnés de seguridad

Los arneses son armazones provistos de correas y hebillas que se atan al cuerpo con la intención de sujetarlo y asegurarlo. Es el elemento básico de protección para detener caídas. En caso de emergencia, el arnés distribuye las fuerzas de detención de la caída entre los muslos y glúteos del trabajador. Antiguamente, solían utilizarse cinturones con esa intención, pero se demostró que estos, durante impactos fuertes, ocasionaban lesiones en órganos internos (sobre todo en páncreas y bazo). Por ello en la actualidad su uso está prohibido y se ha sustituido por arneses, cuya tecnología ofrece productos seguros y resistentes.

2. Cuerdas de seguridad

Las cuerdas de seguridad se conectan directamente del arnés a un anclaje. No pueden ser cualquier tipo de cuerda. Deben estar fabricadas ex profeso para seguridad en construcción y usualmente elaborados con materiales sintéticos. Parte de sus componentes para garantizar su correcto funcionamiento son argollas, ganchos y anillos fijadores. Se recomienda usarse siempre acompañadas de amortiguadores y nunca deben tener nudos ni atarse a sí mismas (a menos de que así lo indique expresamente el fabricante). Además de las cuerdas de seguridad, existen las cuerdas salvavidas, que se dividen en dos tipos:

    • Cuerdas salvavidas verticales: Deben ser capaces de sostener cargas máximas de hasta 5 mil libras cuando las usa un solo trabajador y estar anudadas a un apoyo fijo con la capacidad de soportar también una carga de 5 mil libras.
    • Cuerdas salvavidas horizontales: Son un refuerzo extra de seguridad que se utiliza en actividades de alto riesgo. Las cuerdas salvavidas horizontales deben tener la capacidad de soportar por lo menos el doble del impacto de la carga.

3. Ganchos, agarres y amortiguadores

  • Los ganchos tienen la función de conectar arneses y cuerdas y deben ser revisados antes de utilizarse para descartar que tengan grietas o superficies dañadas. Debe cerrar con firmeza y no presentar ningún tipo de abollamiento o dobladura. Una vez cerrado, no debe poder abrirse por sí mismo.
  • La función de los agarres es la de conectar las cuerdas de seguridad con las cuerdas salvavidas. Cuentan con un mecanismo de protección que se cierra de manera automática sobre la cuerda salvavidas cuando la cuerda de seguridad sufre un jalón brusco o es jalada con violencia. Es muy importante que los agarres sean colocados en la dirección correcta y para ello cuentan con una flecha indicadora.
  • Los amortiguadores deben ir colocados en las cuerdas de seguridad (en ocasiones incluso están integrados directamente a ellas) y pueden reducir hasta en un 50 por ciento la carga que reciben las cuerdas salvavidas cuando se presenta un jalón brusco.

4. Anclas

Los sistemas de anclaje son elementos esenciales para cualquier sistema de protección de caídas. Deben anclarse principalmente a columnas y vigas de concreto y acero estructural (nunca a estructuras poco sólidas o móviles). Las anclas deben ser capaces de sostener un peso mínimo de 5 mil libras por trabajador y existen de dos tipos principales:

    • Ancla superior: Se fijan en la parte más elevada del techo y suelen ser fijas.
    • Anillos en forma de D: Se fijan en el armazón del techo y pueden permanecer ahí de forma permanente.

5. Casco, guantes, caretas y botas

Además de el uso en todo momento de un casco (elemento esencial para prevenir lesiones graves cuando se presenta una caída o golpe), los trabajadores que realizan labores de construcción a altura, deben utilizar en todo momento guantes (como prevención de quemaduras en las manos por la fricción contra las cuerdas), caretas (que previenen lesiones oculares cuando se utilizan herramientas como sopletes), botas antiderrapantes (que brindan al trabajador estabilidad en todo momento).

Obligaciones de los empleadores sobre los EPP para trabajo en alturas

Con la intención de prevenir accidentes de construcción, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) establece una serie de protocolos de seguridad que todos los empleadores tienen la obligación de cumplir.

Entre las obligaciones que los empleadores tienen hacia los trabajadores con respecto a los EPP, se encuentran:

  • Identificar el EPP necesario para cada tipo de actividad realizada en las alturas.
  • Brindar y pagar por el equipo personal de protección de los trabajadores (aquel destinado a minimizar la exposición de peligros en un sitio de construcción).
  • Realizar de forma constante una evaluación de peligros en las obras de construcción con la intención de identificar y controlar posibles riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores.
  • Capacitar a los trabajadores para enseñarles el uso correcto de los PPE y realizar pruebas para comprobar que lo usan de forma correcta.
  • Darle el mantenimiento adecuado al EPP para evitar que se dañe.
  • Reemplazar el EPP defectuoso, gastado o dañado (en ningún momento el trabajador debe pagar por el reemplazo de su equipo a menos de que se compruebe que lo dañó o perdió de manera intencional).
  • Revisar y actualizar de forma periódica la efectividad y vigencia del programa de PPE, así como realizar las mejoras que se consideren necesarias.

¿Qué hacer en caso de accidente de trabajo en alturas?

A pesar de las estrictas medidas de seguridad con las que OSHA busca prevenir los accidentes de construcción, lamentablemente las lesiones laborales ocurren, ya sea porque los empleadores no siguen las normas de protección o por fallas humanas.

Cuando un trabajador sufre una lesión laboral es necesario que pida atención médica de inmediato y que reporte sobre el accidente a su empleador. También es recomendable que se asesore con un abogado de lesiones laborales experto para estudiar su caso y determinar el tipo de compensación que merece.

¿Usted o un ser querido sufrió un accidente de trabajo en alturas? Llámenos al 212-267-9222 o llene este formulario para solicitar una consulta gratis. En Gorayeb & Associates tenemos 35 años de experiencia ganando casos como el suyo. Nuestro equipo legal habla español está listo para atender su caso de accidente de construcción por alguna falla en su equipo de protección personal.

Si le interesó este artículo, también puede leer:

Abogado Christopher J. Gorayeb

Información verificada por el abogado Christopher J. Gorayeb

Fundador de Gorayeb & Associates, P.C.

Uno de los abogados preeminentes de lesiones personales de la ciudad de Nueva York, Christopher J. Gorayeb, aporta a la firma más de 35 años de experiencia en litigios de casos de accidentes de construcción.

Consulta gratuita para casos de accidente

Abogados experimentados en accidentes de construcción

Usted podría preguntarse "¿Dónde encuentro un abogado de accidentes cerca de mí?" si sufrió una lesión mientras trabajaba. Los abogados de accidentes de construcción expertos de Gorayeb & Associates tenemos más de 35 años de experiencia ganando este tipo de casos.

Disponible 24 horas al día, los 7 días de la semana

Nuestro equipo de abogados en accidentes de construcción expertos estamos disponibles para usted las 24 horas al día, los 7 días de la semana. Llame a Gorayeb & Associates al 332-263-3892 para recibir una consulta gratis.

Servicio al cliente de 5 estrellas

Nuestros abogados de accidentes de construcción expertos lucharemos para obtener para usted la compensación que se merece para que pueda rehacer su vida sin preocupaciones económicas.

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Chris Gorayeb live chat circle avatar
chat en vivo
LLAME AHORA

Índice